Tui exhibe los únicos 'sambenitos' que existen en España 2012-09-05

Este es el sexto año consecutivo que Tui se suma a esta iniciativa europea que tiene el objetivo de reivindicar parte de la herencia cultural tudense relacionada con el pueblo judío.

Tui exhibe los únicos 'sambenitos' que existen en España

Tui se unió por sexto año consecutivo a la Jornada Europea de la Cultura Judía realizando visitas guiadas al Museo Diocesano

La colección de 'Sambenitos'es la más importante del Museo Diocesano de Tui, puesto que es la única que existe en toda España. El Ayuntamiento de Tui, con el motivo de la celebración de la Jornada Europea de la Cultura Judía, dentro de las actividades programadas, ofreció una visita guiada a esta curiosa colección.
Rafael Sánchez fue el encargado de guiar la visita en el Museo Diocesano de Tui a la que acudieron casi un centenar de asistentes.
Rafael Sánchez fue el encargado de guiar la visita en el Museo Diocesano de Tui a la que acudieron casi un centenar de asistentes.

Este es el sexto año consecutivo que Tui se suma a esta iniciativa europea que tiene el objetivo de reivindicar parte de la herencia cultural tudense relacionada con el pueblo judío. El museo, ubicado en la zona monumental de Tui, pese a contar con piezas de incalculable valor como un casco celta del siglo III a.C. o un sarcófago romano, destaca por estos Sambenitos o 'sacos benditos', que son grandes piezas de tela del siglo XVII, testimonio de las penitencias impuestas por la Inquisición a los herejes reconciliados con la Iglesia.

Rafael Sánchez Barguiela fue el encargado de guiar la visita, que contó con casi un centenar de asistentes, la exposición de 'sacos benditos' y realizar un breve recorrido por las tres plantas y el patio del museo Diocesano, instalado en el Antiguo Hospital de Pobres y Peregrinos, construido en 1756.

El ponente inició el itinerario, explicando que Tui fue en la Edad Media uno de los centros de poder político, económico y religioso más importantes de Galicia, motivo por el que la comunidad judía comenzó a asentarse en la ciudad, contribuyendo a aumentar el esplendor del Obispado, convivencia que se rompe en el siglo XVII, cuando se instala en Galicia la Inquisición.

La visita continuó hasta el lugar donde se guardan los únicos 'Sambenitos' procedentes de la Catedral de Tui, donde estuvieron expuestos hasta el siglo XIX con los nombres de más de una decena de personas acusadas, entre los años 1916 y 1921, por la Inquisición de judaizantes y finalmente 'reconciliadas', es decir, arrepentidas. Dos de ellas corresponden a'relajados', es decir, condenados que lograron huir, cuyas efigies fueron quemadas. Rafael Sánchez Barguiela explicó que para condenar a un hereje, era preciso recibir una visita de la Inquisición, que realizaba visitas periódicas buscando a aquellas personas que no comulgaban con las ideas eclesiásticas, profesaban otra fe o simplemente no encajaban con las normas generales de la época. Cuando encontraban a algún sospechoso, confiscaban todos sus bienes, con la finalidad de impedir su huida y al mismo tiempo para costear así el interrogatorio y el posterior proceso de condena.


Los interrogatorios tenían lugar en cárceles secretas de la Inquisición, donde la no confesión de culpabilidad suponía un largo proceso de torturas, que contaba siempre con la vigilancia de un médico, para evitar la muerte del sospechoso, que a veces no lograba sobrevivir explicó Sánchez Barguiela al finalizar el recorrido.